Alberto Aranda

Más de veintidos años han transcurrido desde que Alberto Aranda soñó que debía existir una fórmula posible que le permitiese aportar su creatividad y visión del espacio al público.
Materializó dicho sueño con la marca Espa- cios Alberto Aranda. Dicho concepto es hoy una realidad, con más de quinientos proyec- tos en su haber y cientos de clientes satisfe- chos. Su manera de interpretar la decoración ha convencido a los más puristas pero tam- bién a muchos soñadores que sabían que querían transformar su hogar, empresa o rincón en una parte de si mismos. Interpretar los sueños de muchos ha sido finalmente el proyecto de un soñador.

Alberto Aranda

Más de veintidos años han transcurrido desde que Alberto Aranda soñó que debía existir una fórmula posible que le permitiese aportar su creatividad y visión del espacio al público.
Materializó dicho sueño con la marca Espa- cios Alberto Aranda. Dicho concepto es hoy una realidad, con más de quinientos proyec- tos en su haber y cientos de clientes satisfe- chos. Su manera de interpretar la decoración ha convencido a los más puristas pero tam- bién a muchos soñadores que sabían que querían transformar su hogar, empresa o rincón en una parte de si mismos. Interpretar los sueños de muchos ha sido finalmente el proyecto de un soñador.